sábado, 30 de noviembre de 2019

Ocio y tiempo libre en la adolescencia

Durante la infancia los niñ@s con TEA pasan las tardes de terapia en terapia (logopedia, estimulación ,terapia ocupacional, etc.). Las familias quieren que sus hij@s evolucionen y los llevan a todas las terapias que les recomiendan, pasan de unos terapeutas a otros buscando lo mejor para sus hijos, etc., pero al llegar a la adolescencia muchas familias dejan de acudir a esas terapias, reducen el número e incluso eliminan de forma radical toda esa estimulación que tenía de más pequeños.  Se puede decir que algunas familias "pierden la fe", creen que sus hij@s ya no evolucionan, están estancandos ,ya no las necesitan, etc. y como consecuencia pasan a no tener actividad alguna durante las tardes, aumentando las horas de TV, de tablet, de ordenador, de aburrimiento, de no exigencia, etc. 

Por supuesto que es muy importante el valorar qué es lo realmente bueno para el niñ@, ya que tener el tener muchas terapias no siempre es tan bueno para el niño, también es importante el ocio, el tiempo libre, el compartir experiencias con los hijos, que ellos compartan experiencias con otros niñ@s... pero como se suele decir "ni tanto ni tan calvo". No se puede pasar del todo al nada, porque el aprendizaje no termina en la adolescencia, hay cosas nuevas que les queda por aprender. Con la adolescencia el cuerpo cambia y es posible que surjan conductas nuevas que hay que trabajar y no se pueden trabajar desde el aula. El tema de autonomía e independencia  tanto personal como social (responsabilidades, tareas, coger un autobús acompañado y si puede poco a poco sin ser acompañado, etc.). Todas esas habilidades se ven muy limitadas a la hora de realizarlas desde el aula, sin embargo un terapeuta puede ayudar a mejorar en ellas y ayudar a los padres con estrategias para afrontar esta nueva etapa adolescente.

A parte de esto, quiero poner en alza la importancia del Ocio y Tiempo Libre para nuestros chic@s, el vivir experiencias que les corresponde como adolescente es fundamental. En muchas ocasiones se pasan las tardes, fines de semana y vacaciones con sus familias relacionándose en la mayoría de los casos solo entre ellos, amig@s de las familias, con niñ@s más pequeños, etc. 
Existen multitud de programas de Ocio y tiempo libre para adolescentes y adultos con discapacidad, dónde los chavales tienen la oportunidad de vivir experiencias de ocio como ir al cine, ir a comer una pizza o ir a una discoteca (¿por qué no?). 

Al fin y al cabo tod@s nosotr@s buscamos vivir experiencias, divertirnos, pasarlo bien... y así somos mucho más felices. Pues de la misma manera las personas con TEA tienen derecho a esas experiencias y vivencias.

Si residís en Granada o cerca de Granada os recomiendo la asociación Homo Sapiens que se dedica a implementar programas inclusivos para mejorar la calidad de vida de las personas con diversidad funcional y tienen unos programas de Ocio y tiempo libre muy atractivos.

Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones